En el estado de Odisha, al este de la India, más de 1,7 millones de personas (cerca del 25 por ciento de la población total del estado) viven en asentamientos urbanos informales. Los residentes de estas áreas enfrentan terribles condiciones de insalubridad y no tienen acceso a infraestructura ni servicios básicos, como agua corriente, electricidad y cloacas. Además, no cuentan con derechos sobre la tierra ni pueden recurrir a recursos públicos. Por lo tanto, se ven atrapados en un círculo vicioso que aumenta los niveles de pobreza y marginalización, y corren riesgo de contraer enfermedades, sufrir desalojos y quedarse sin techo.  

Estos problemas son particularmente graves para determinados grupos (como mujeres, trabajadores migrantes e integrantes de algunas castas), y se exacerbaron con la pandemia de COVID-19, que dejó a mucha gente sin posibilidades de trabajar. 

Desde 2017, Misión Jaga y Misión por un Hábitat Adecuado en Odisha forman parte de un programa estatal innovador para la titulación de las tierras y la mejora de asentamientos informales, que tiene como meta incrementar drásticamente las condiciones de vida y promover la igualdad social para las personas que viven en situaciones de pobreza urbana. 

La dirección de este ambicioso proyecto está a cargo del Departamento de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno de Odisha, que pretende lograr que este sea el primer estado de la India sin asentamientos informales para diciembre de 2022. El proyecto se implementa mediante un modelo de gobernanza descentralizada, en el que las asociaciones de residentes de asentamientos informales trabajan en colaboración con las autoridades públicas para administrar y mantener las mejoras.  

A la fecha, 725 de los 2.919 asentamientos informales de Odisha se mejoraron en su totalidad, y estos se erradicaron por completo en ocho ciudades. 

El proyecto en la práctica 

Misión Jaga recibió un Premio Mundial del Hábitat de Bronce en 2019 por su trabajo para otorgar derechos sobre la tierra a más de 50.000 familias a través de la Ley por los Derechos sobre la Tierra de los Residentes de Asentamientos Informales que aprobó el gobierno de Odisha en 2017. Desde entonces, el proyecto continuó su trabajo, pero en Misión Jaga también se dieron cuenta de que la garantía de la propiedad por sí sola no es suficiente para mejorar los estándares de vida de manera significativa en las zonas de asentamientos informales. Por lo tanto, ampliaron el proyecto para abordar tres problemas centrales en simultáneo: la titulación de las tierras, la mejora de la infraestructura y la movilización de la comunidad. 

El programa se basa en el principio fundamental de que todas las familias que viven en asentamientos informales urbanos de Odisha deben adquirir los derechos sobre las tierras y la garantía de propiedad in situ para poder acceder a subsidios de vivienda pública y para mitigar la amenaza de desalojos y desplazamientos forzados. Los certificados de derechos sobre la tierra son heredables y aptos para hipotecas, pero no pueden transferirse mediante la venta, para evitar la gentrificación. Desde 2019, se otorgaron derechos sobre las tierras a 125.000 residentes de asentamientos informales, incluidas mujeres, que pueden adquirirlos mediante la copropiedad de la tierra. 

Una vez que se mapean los asentamientos informales y se otorgan derechos sobre la tierra, se conforman asociaciones de residentes de asentamientos informales para que cada uno de estos supervise las mejoras de las viviendas y la infraestructura. Se hace hincapié en la representación inclusiva, y un 50 por ciento de los integrantes de la comunidad de dichas asociaciones deben ser mujeres o pertenecer a otros grupos marginados, como personas transgénero o con discapacidades. 

Las asociaciones se reconocen formalmente como socios en el proceso de gobernanza de Misión Jaga y tienen control sobre la implementación de las tareas de mejora y mantenimiento de los activos de la comunidad, incluido el acceso directo a los fondos del proyecto a través de una cuenta bancaria especial. 

La participación de la comunidad es una característica clave del proyecto. Se contrata a los residentes (incluidas las mujeres) para que realicen trabajos de mejora en la comunidad, que se llevan a cabo sin contratistas privados. Las asociaciones locales de residentes de asentamientos informales supervisan el trabajo y establecen estándares de control. Los residentes reciben salarios justos, lo que permite mejorar los ingresos de las familias que viven en los asentamientos. 

El programa se implementó en los 2.919 asentamientos informales existentes en 114 ciudades de Odisha. Entre septiembre de 2020 y mayo de 2022, se mejoraron 585 asentamientos informales en 30 ciudades, y estos se erradicaron por completo en ocho ciudades.  

Durante este período, se realizaron las siguientes mejoras para las familias y comunidades: 

  • Conexiones de agua corriente y electricidad para 51.610 familias 
  • Instalación de 11.859 baños en casas de familias y de 65 baños públicos 
  • Pavimentación de más de 150 kilómetros de calles 
  • Instalación de más de 12 kilómetros de desagües 
  • Construcción de 281 centros comunitarios 
  • Instalación de 5.619 farolas LED en la vía pública 

Desde 2019, se construyeron 25.622 casas nuevas a través del proyecto. 

Las asociaciones de residentes de asentamientos informales confirman la finalización de todos los trabajos de mejora, y un comité municipal los verifica. Cuando todos los asentamientos informales de una ciudad se clasifican como mejorados, esta se declara «libre de asentamientos informales».  

Financiación 

El presupuesto anual del proyecto es de aproximadamente 5.072 millones de rupias indias (65 millones de dólares). Los fondos provienen, en su mayoría, del presupuesto del estado de Odisha, y de recursos otorgados a través de diversos programas de los gobiernos central y nacional, destinados a la mejora de asentamientos informales y la creación de nuevos hábitats adecuados. 

Misión Jaga tiene un sistema de financiación único e innovador en el que convergen fondos disponibles de diversos departamentos gubernamentales para maximizar las inversiones. Esto evita la necesidad de crear una partida presupuestaria separada para cada componente del proyecto. Por ejemplo, en vez de crear una partida presupuestaria diferente para el suministro del agua en los asentamientos informales, se hacen converger los fondos existentes del Departamento de Ingeniería en Salud Pública con las metas de Misión Jaga de proveer agua a estas áreas para aprovechar los recursos. Esto es coherente con el principio de Jaga de dar a los asentamientos informales el mismo tratamiento que al resto de la ciudad en todos los niveles. Solo se utilizan fondos presupuestados para Misión Jaga en los casos en los que se requiere una financiación que no puede cubrirse con programas existentes.  

También se estableció una disposición legal mediante una enmienda de la Ley Municipal, que reserva un 25 por ciento del presupuesto de una ciudad para las zonas de asentamientos informales. Este dinero se destina exclusivamente a mejoras en asentamientos informales y al mantenimiento de infraestructuras nuevas y reformadas en dichas áreas. Se trata de una característica distintiva del proyecto, ya que este tipo de programas suelen financiarse mediante instituciones de desarrollo como el Banco Mundial. 

Impacto social 

Además de los beneficios obvios para la salud y el bienestar de los residentes, Misión Jaga también ayuda a cambiar la percepción pública con respecto a las personas que viven en asentamientos informales y tienen trabajos irregulares. Históricamente, las autoridades municipales han tenido una percepción negativa de los residentes de asentamientos informales, considerándolos usurpadoresde los servicios de la ciudad, pero la responsabilidad colectiva que estos asumieron para mejorar sus comunidades está desafiando ese prejuicio. 

Hasta ahora, más de 100.000 personas se involucraron en los procesos de mejora de los asentamientos y de participación ciudadana, y más de 40.000 líderes comunitarios interactuaron con funcionarios de la ciudad para tratar problemas relacionados con sus hábitats urbanos. Esto hizo que se firmaran 2.717 memorándums de entendimiento con las autoridades de la ciudad. 

Al abogar por sus comunidades de esta manera, las asociaciones de residentes de asentamientos informales están llamando la atención sobre las necesidades de los grupos marginados, incluidas las mujeres, las personas transgénero y las personas con discapacidades, ya que se aseguran de que esas necesidades se incluyan en los programas de mejora de estas áreas.  

Las personas que residen en los asentamientos no son las únicas que se benefician con el proyecto, el Gobierno de Odisha también lo hace, gracias a la mejora en la colaboración entre el gobierno estatal, las autoridades municipales y los residentes. Al establecer una estructura descentralizada y simplificada, Misión Jaga aliviana la carga del estado y propicia una planificación urbana local con un impacto mayor. 

Impacto ambiental 

El impacto de las amenazas ambientales sobre los asentamientos informales es desproporcionado, principalmente, debido a las ubicaciones de alto riesgo en las que estos se encuentran, por ejemplo, cerca de zonas costeras propensas a crecidas o de vertederos de residuos. Misión Jaga intenta reducir estos riesgos a través de mejoras en la infraestructura. Todos los asentamientos informales en los que se realizaron tareas de mejora incluyen sistemas de gestión de residuos sólidos, como barrido de calles, desazolve regular de desagües y sistemas de recolección y eliminación de residuos. Las mejoras en la infraestructura de calles y desagües de agua pluvial también ayudan a mitigar los efectos de las inundaciones durante la temporada de monzones. 

Muchas veces, se aprovechan los conocimientos de las asociaciones de residentes de asentamientos informales sobre las condiciones ambientales locales para adaptar los proyectos de construcción. Por ejemplo, a pedido de una comunidad, un edificio que normalmente tendría un diseño abierto se adaptó para que tuviera una estructura amurallada a fin de que también pudiera usarse como refugio en caso de ciclones.  

Los residentes de asentamientos informales ubicados cerca de vertederos de residuos y en terrenos inundables pueden ofrecerse voluntariamente para reubicarse en lugares más saludables y con mayor seguridad ambiental.  

Todo el material que se utiliza para las mejoras de la infraestructura se obtiene en la zona. Los ladrillos de ceniza volante, fabricados con residuos de las centrales de energía termoeléctrica de Odisha, son una alternativa más respetuosa con el medioambiente que los ladrillos de arcilla. El proyecto también usa adoquines para las calles, que están diseñados para absorber el agua de lluvia, lo que reduce la escorrentía y el riesgo de inundación. 

Transferibilidad y expansión 

Misión Jaga es el programa más grande de titulación de tierras y mejora de asentamientos informales de la India, y uno de los más grandes del mundo. El proyecto está activo y se está expandiendo por todo el estado de Odisha, gracias a un modelo de mentorías, mediante el que 62 asesores especialmente capacitados de 28 ciudades piloto viajaron a otras ciudades para asistirlas durante sus trabajos de mejora de asentamientos informales. La experiencia de estas personas ayudó a orientar a las ciudades más nuevas con respecto a los detalles del programa, y agilizó el proceso de mejora.  

El éxito que ha tenido el programa hasta la fecha hizo que el modelo descentralizado de Misión Jaga se tome como ejemplo para replicar en el resto de la India. La transferencia hacia otros estados requiere una voluntad política firme para promover colaboraciones entre autoridades de ciudades escépticas, asociaciones de residentes de asentamientos informales y organizaciones no gubernamentales locales. Sin embargo, en el estado septentrional de Punjab, el proyecto ya se está replicando para beneficiar directamente a otro 1,4 millón de residentes de asentamientos informales. 

Misión Jaga es una prueba clara de que empoderar a estas comunidades marginadas es una manera muy eficaz de propiciar la implementación de programas de mejora de asentamientos informales a gran escala y de promover la igualdad para millones de personas de la India que viven en situación de pobreza urbana.