Basket Mi cesta

English | Français
Search

Una asociación revolucionaria para prevenir el sinhogarismo en la ciudad de Newcastle Upon Tyne, Reino Unido, y un enfoque único para integrar la gestión del riesgo de catástrofes en la planificación y el desarrollo del hábitat en zonas remotas de Pakistán son los dos ganadores del Oro de los Premios Mundiales del Hábitat de este año.

Prevención del sinhogarismo en Newcastle upon Tyne, Reino Unido: desde 2014, el enfoque de colaboración del Concejo Municipal de Newcastle ha evitado que más de 24.000 familias se queden sin hogar. La pobreza y la privación ya eran problemas de larga data en la ciudad antes de que, hace ya una década, el programa de austeridad redujera los presupuestos municipales en casi un tercio y determinara recortes drásticos en el gasto social.

No obstante, más de 100 organizaciones locales vienen trabajando en equipo para combatir el sinhogarismo y fomentar la inclusión financiera. Para esto, abordan problemáticas que pueden llegar a promover el sinhogarismo, como el endeudamiento y el acceso a subsidios de asistencia social —a fin de incrementar los ingresos de los residentes y reducir sus gastos, siempre que sea posible. El enfoque mantuvo extremadamente bajos y estables los niveles de sinhogarismo, a pesar del difícil contexto nacional.

Integración de conocimientos indígenas y tecnología para un hábitat más seguro, Pakistán: establecido por la Agencia Aga Khan para el Hábitat de Pakistán (AKAH Pakistán). Los geólogos de AKAH utilizan imágenes satelitales y herramientas para la evaluación de riesgos, e involucran a los residentes (quienes aportan conocimientos locales y reciben capacitaciones sobre el proceso) para determinar zonas residenciales y económicas, y desarrollar planes de gestión de catástrofes.

Hasta la fecha, AKAH Pakistán implementó evaluaciones de amenazas, vulnerabilidades y riesgos (HVRA) en 785 asentamientos, proporcionó asistencia técnica a más de 20.000 familias para el mantenimiento y la mejora de sus casas, construyó más de 4.000 refugios para personas que sufrieron desplazamientos internos, creó más de 280 planes de gestión comunitaria de catástrofes y capacitó a más de 50.000 voluntarios en gestión comunitaria de riesgos de catástrofes.

Además de estos ganadores del Premio de Oro, World Habitat también otorga dos Premios de Plata y tres Premios de Bronce:

Ladrillos de tierra comprimida y emprendimientos comunitarios, Nepal (Plata)

Permite a los emprendedores locales construir casas ecológicas y generar microemprendimientos sostenibles en comunidades afectadas por catástrofes.

Space-S, Países Bajos (Plata)

Un complejo de viviendas único en Eindhoven, en el que los residentes lideran el diseño, el desarrollo y la gestión.

Mejora del hábitat y las condiciones de vida en comunidades pobres de Phnom Penh, Camboya (Bronce)

Realiza obras para mejorar casas a fin de que sean más seguras, desarrolla acciones comunitarias, y ofrece servicios de asistencia familiar y capacitaciones, para brindar apoyo a los residentes de asentamientos informales.

Desarrollo y gestión de programas de vivienda y asistencia social en Budapest, Hungría (Bronce)

Un proyecto de renovación de viviendas, asistencia laboral y lucha por el derecho a la vivienda que ofrece casas de alquiler asequible a personas sin hogar y de bajos ingresos.

Camp In, Portugal (Bronce)

Mejora las condiciones de vivienda y la calidad de vida de grupos vulnerables o en riesgo, con un enfoque en las zonas rurales.

Maimunah Mohd Sharif, Directora Ejecutiva de ONU-Hábitat, dijo: “La COVID-19 puso de manifiesto la necesidad crucial de mejorar la resiliencia y promover sociedades más inclusivas y justas. La disminución de las desigualdades en las ciudades es una de las piedras angulares para asegurarnos de que todos estemos más preparados para crisis y conmociones futuras. Teniendo todo esto en cuenta, ONU-Hábitat valora particularmente el énfasis en el enfoque preventivo de las dos iniciativas ganadoras del Premio de Oro, así como el énfasis en la creación de comunidades y sociedades resilientes. Estas iniciativas también abordan dos temas que son cruciales para el mandato de ONU-Hábitat y para la agenda global: estrategias integrales para prevenir el sinhogarismo y propuestas para mejorar la resiliencia ante el cambio climático y las amenazas de la naturaleza”.

Leilani Farha, Directora Global de The Shift y ex Relatora Especial de la ONU sobre el derecho a una vivienda adecuada, dijo: “Los ganadores de este año demuestran el papel fundamental que tienen las comunidades y sociedades resilientes para hacer valer el derecho a la vivienda. La coalición maravillosa que se creó en Newcastle upon Tyne es prueba de que comprendieron que el sinhogarismo es una problemática de derechos humanos que debe abordarse con urgencia, y que la prevención es la única manera de resolverlo de verdad. Debemos celebrar el éxito que están teniendo, y compartir las lecciones aprendidas con ciudades de todo el mundo. El proyecto de Pakistán es la materialización de un enfoque de derechos humanos sobre políticas de adaptación ante el cambio climático. Mediante la combinación del conocimiento indígena, la participación de los residentes y mejoras tecnológicas, se están asegurando de que las comunidades puedan vivir con dignidad, seguridad y tranquilidad en medio de una amenaza cada vez mayor de catástrofes provocadas por el clima”.

David Ireland, Director de World Habitat, organización que patrocina y coordina los Premios Mundiales del Hábitat, dijo: “Después de un año traumático, dos de los desafíos principales para la vivienda que enfrenta el mundo de hoy son el impacto de la emergencia climática sobre las comunidades vulnerables y la intensificación de los riesgos de sinhogarismo que provocó la pandemia. Estos dos proyectos extraordinarios nos inspiraron, ya que demuestran que los conocimientos locales, el trabajo a través de asociaciones, y el aprovechamiento de la tecnología y los recursos disponibles pueden superar estos desafíos enormes. Estamos orgullosos de poder reconocerlos con los Premios de Oro.

“Todos los ganadores de este año aportan un enfoque inspirador para la provisión de vivienda segura para comunidades de todo el mundo. Esperamos que su trabajo sea un incentivo para otros proyectos y programas”.

Cada año se entregan los Premios Mundiales del Hábitat a los proyectos de vivienda más destacados e innovadores del mundo.


Últimas noticias

Ver todos

¡Súmese al debate!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *