Basket Mi cesta

English | Français
Search

Patrick Duce, Líder de Programa de la Campaña Europea para Terminar con el Sinhogarismo en las Calles, reflexiona sobre los impactos que esta tuvo a lo largo del año 2019, y sobre la manera en que el enfoque que propone ayudó a organizaciones de toda Europa a brindar respuestas ante la pandemia de COVID-19.

Mientras seguimos trabajando — en este preciso momento — para enfocarnos en garantizar que las personas que no tienen un hogar puedan acceder a espacios para aislarse y protegerse del virus de la COVID-19, es increíblemente asombroso ver la manera en que las comunidades y grupos de voluntarios de todo el continente se unieron para ayudar a quienes más lo necesitan.

Ver que el trabajo de nuestros socios de la Campaña Europea para Terminar con el Sinhogarismo en las Calles ayudó a las asociaciones locales a prepararse para las respuestas comunitarias que vemos hoy me llena de esperanzas. Incluso mientras vivimos un período de confinamiento, ciudadanos comprometidos cosen equipos de protección individual para cuidar las vidas de los trabajadores más expuestos, donan dinero a las organizaciones que actúan en el frente de batalla, y coordinan entregas de comida para las personas que se encuentran en alojamientos provisorios o, en algunos casos, para aquellas que siguen estando en la calle.

En muchas partes de Europa, se proporcionó un alojamiento provisorio a las personas que duermen a la intemperie, como respuesta a la pandemia de COVID-19. En otras, equipos de asistencia y apoyo comunitario están trabajando para proteger a la gente que sigue en la calle. En todos los casos, debemos estar orgullosos de las redes comunitarias que se tendieron para salvar una infinidad de vidas. Las asociaciones que se formaron a través de la campaña entre la sociedad civil, las organizaciones contra el sinhogarismo y los concejos locales allanaron el camino para estas respuestas.

Puede resultar extraño pensar en el año pasado, en un tiempo en el que el mundo todavía no estaba dominado por los impactos de la crisis de salud pública en la que nos sumió la COVID-19. Sin embargo, en nuestro informe más reciente, Nuestro Impacto 2019, destacamos la labor de los socios de la Campaña Europea para Terminar con el Sinhogarismo en las Calles durante el año pasado, en el que diversas comunidades de voluntarios, personas con experiencias de vida relacionadas con la problemática, profesionales y autoridades locales, trabajaron en equipo para promover cambios significativos en sus ciudades.

En el informe se muestra el impacto profundo que tuvo este trabajo, particularmente, el traslado de 428 personas a viviendas permanentes, incluidas 137 unidades de Vivienda Primero. No registramos soluciones provisorias como refugios de noche o espacios temporarios porque nuestra visión en World Habitat es la de un mundo en el que todos tengan una casa segura en una comunidad exitosa. Por lo tanto, nos enfocamos en resultados más duraderos.

Creemos que para ayudar a las personas a encontrar y conservar viviendas sostenibles, es crucial que sepamos quién está durmiendo en la calle, e, incluso más importante, por qué. Durante 2019, nuestros socios sumaron a 755 voluntarios para registrar datos valiosos de toda Europa, mediante la realización de encuestas a personas que experimentaban el sinhogarismo, en el marco de Semanas de Conexiones.

En el informe de impacto de 2019 nos enfocamos en varios casos de estudio clave de toda la red, y ofrecemos una plataforma para que las personas de nuestras comunidades puedan expresarse. Estas, son las personas más apasionadas, con más inspiración para actuar y que dedicaron su propio tiempo y energía para intentar poner fin al sinhogarismo en las calles. Puede obtener información sobre el trabajo de transformación que está teniendo lugar en Torbay, con la implementación del primer programa de Vivienda Primero en la región. También hacemos hincapié en el trabajo que se está realizando en Bratislava y Barcelona, dos ciudades con diferentes actitudes públicas con respecto al sinhogarismo en las calles, pero a las que nuestra campaña les sigue aportando un espacio para aprender e intercambiar experiencias con profesionales con un objetivo común.

Desde 2016, la Campaña Europea para Terminar con el Sinhogarismo en las Calles centra su labor en el principio de involucrar a las comunidades enteras en la búsqueda de soluciones para los problemas de vivienda locales. Esto nunca había tenido tanta relevancia como en la situación actual de pandemia, y estamos encantados al ver que las asociaciones que se fueron desarrollando a raíz de esta campaña hoy cuentan con la agilidad y la experiencia para adaptarse a los desafíos que estamos enfrentando. Si bien en 2020 el campo de trabajo puede parecer muy diferente, en World Habitat seguimos creyendo que cuando las comunidades se unen, todos somos capaces de hacer un aporte significativo para cambiar las cosas.

Esperamos que disfrute la lectura del informe Nuestro Impacto 2019, que puede descargar aquí. También puede inscribirse en el boletín de nuestra campaña (en inglés), para recibir novedades de las labores que se realizan a través de esta. Este año, se están llevando adelante muchas actividades imprescindibles, y nos encantaría que participara.

Imagen: Juan Lemus


Últimas noticias

Ver todos

Todo el mundo se merece un hogar

| News update

¡Súmese al debate!